Las enseñanzas del Buda

Dejar de Fumar es Facil • Noviembre 24, 2015 • Sin Comentarios

“Los seres son innumerables, prometo liberarlos,

Los deseos son inagotables, prometo superarlos,

La puerta de la verdad es difícil de pasar, prometo atravesarla,

El camino hacia la verdad / liberación es infinito, prometo recorrerlo hasta el final”

(“Shiguseiganmon” o Los cuatro votos)

 

Tras su experiencia de despertar bajo el árbol Bodhi, el Buda, trajo consigo una comprensión sobre el sufrimiento y un método para librarse de él, conocidas como las “Cuatro nobles verdades”:

 

  • Toda existencia es sufrimiento (“duḥkha”): Sucesos como el nacimiento, el envejecimiento, la enfermedad y la muerte; convivir con lo que no nos gusta; el separarse de lo que queremos (personas, sensaciones, objetos o lugares); no obtener lo que deseamos implican sufrimiento, dolor y tristeza.

 

  • El origen del sufrimiento es el deseo (“tanhā”): la causa de “duḥkha” es el anhelo de situaciones y condiciones placenteras. Creemos que acciones, logros, títulos, objetos, personas o lugares nos brindarán bienestar y felicidad, y nos entristecemos cuando no conseguimos lo que queremos.

 

Por otra parte, responsabilizamos a condiciones externas por el malestar de la vida, en lugar de a nuestras acciones impulsivas, emociones negativas y actitudes personales, o bien nos lamentamos y culpamos por nuestras conductas poco hábiles provocando más dolor en el presente.

Desconocemos la impermanencia, es decir que en esta vida nada está garantizado para siempre, para bien o para mal, los sucesos, circunstancias, personas, estados mentales y emocionales son finitos, por lo tanto será infructuoso tratar de controlarlos y aferrarnos a ellos. Tampoco reconocemos la interdependencia entre todas las cosas, por lo general nos creemos el centro del universo. Esta interpretación egoísta, nos conduce a interpretaciones poco certeras y reduccionistas sobre lo que nos sucede y lo que nos rodea.

 

  • El sufrimiento puede extinguirse extinguiendo su causa: eliminando nuestro deseo y liberándonos del apego sin darle cabida en nosotros. Cada persona es diferente por lo que es necesario observar y descubrir lo que nos genera dolor en lo personal, comprobarlo y luego eliminarlo. Sólo tomando conciencia de esto, podemos liberarnos de “duhkha” sin caer nuevamente en sus trampas. También hay que suprimir las emociones negativas y realizar acciones virtuosas. Esto nos lleva a volcar nuestra atención en el momento presente, aprehendiendo de lo malo, disfrutando lo bueno, sin aferrarnos; desarrollando una actitud de gratitud por la existencia.

 

  • Para extinguir la causa del sufrimiento, el Buda dejó un camino que conduce a la liberación del sufrimiento, al despertar o “nirvana” (un estado mental carente de deseos o apegos), el “Noble octuple sendero”:

 

  1. a) Aspectos mentales o cognitivos.

 

  1. Comprensión correcta: hemos de tener una visión de la realidad sostenida en lo que es, más que prejuicios, creencias o sentimientos. Se refiere a la comprensión y entendimiento de las cuatro nobles verdades.

 

  1. Pensamiento correcto: son nuestras intenciones y motivaciones. Incluyen la no violencia, la buena voluntad y el desapego hacia los placeres mundanos (adicciones y dependencias).

 

  1. b) Conducta ética: Se desprende de entender que nuestras acciones tienen consecuencias.

 

  1. Palabra correcta: Abstenerse de mentir, difamar o un hablar irrespetuoso y frívolo.

También se refiere a decir la verdad, utilizar palabras benevolentes, significativas y amables; pues esto genera unión y buenas relaciones; y no perturbará la mente o emociones de los demás.

 

  1. Acción correcta: Incluye el no matar, no robar y el abstenerse de conductas sensuales dañinas.

 

  1. Modo de subsistencia correcta: Se refiere a no ejercer oficios o profesiones en que se dañe de forma directa o indirecta a otros seres vivientes o sistemas, por ejemplo: tratar con armas letales, alcohol o venenos; matar animales, comerciar con humanos (esclavos, prostitución), destruir el planeta. Abarca también otras formas deshonestas de ganar riqueza, como corrupción, estafas o robos.
  2. c) Entrenamiento de la mente.

 

  1. Esfuerzo correcto: Involucra la práctica continua y consciente para mantener la mente libre de pensamientos negativos, que podrían mermar la capacidad para realizar o poner en práctica los otros elementos del camino. Por otra parte, es buscar también producir lo sano, la no-confusión, la plenitud y la bondad.

 

  1. Atención correcta: Trata sobre la contemplación atenta y consciente. Es la práctica de mantener la mente en el instante presente. Observar sin juzgar ni aferrarse, como los fenómenos van afectando nuestra mente – cuerpo y como este reacciona. Contemplando nuestro entorno, y percibiendo con nuestros cinco sentidos.

 

  1. Concentración correcta: Es a través de la técnica y práctica de la meditación, que vamos entrenando nuestra mente para entrar en estados de absorción profundos, lejos de sus formas ordinarias de funcionamiento. Haciéndonos conscientes de la naturaleza de nuestro cuerpo, mente y emoción. Esto nos permite anclar nuestra atención en el momento presente e ir generando las condiciones para ir desarrollando los anteriores puntos.

 

Daniel Varas Sepúlveda.

Psicólogo diplomado en psicología positiva.
Fundador centro de concentración y sanación con plantas medicinales “Ojo de Luna”.

Monje Zen.

Http://www.ojodeluna.org
Dirección consulta: Antonio Varas 175, of. 309, Providencia.
Teléfono: (022) 365 0019 / 9 – 7794944
Correo electrónico: davaras@uc.cl

 

 

Categories Psicología

About Author

Dejar de Fumar es Facil

You May Also Like