Entrevista a Dra. Carolina Herrera
Presidenta de la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias.

Nueva Ley Anti-tabaco: Un hito en la medicina

 leyanti

Una disminución esperada en torno al 17% de infartos al miocardio en gente joven será el primer beneficio en términos clínicos que alcanzará en su primer año la Ley Antitabaco aprobada recientemente en el Congreso y cuya entrada en vigencia será en marzo próximo, normativa que también permitirá planificar a futuro diversas políticas públicas con una población chilena menos enferma y con menor potencial de deterioro de su salud respiratoria. 
La estimación la hizo la Dra. Carolina Herrera, Presidenta de la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias, al reflexionar sobre las repercusiones de dicha Ley que calificó de “un hito en la Medicina”. 
“Esto nos da la posibilidad de planificar acciones de salud que no sean solamente curativas sino que va a permitir ahorrar lo que el Ministerio de Salud gastaba en enfermedades relacionadas con el tabaco, que era tan elevado como un sexto de su presupuesto, y poder derivar estos recursos a prevención e, incluso, al manejo de pacientes que a la fecha ya tenían daño acumulado del tabaco en su organismo”, precisa la profesional. 
En cuanto a la repercusión que tendrá la ley, manifestó que si bien tendrá beneficios económicos y de salud, también es un reflejo de la madurez que está alcanzando nuestra sociedad. 
“Tenemos la mejor Ley Antitabaco de toda Latinoamérica y podemos decir que existe conciencia de nuestro problema y que estamos tratando de arreglarlo como una sociedad civilizada”, puntualizó.

Normativa

La nueva legislación establece que todos los lugares cerrados, de acceso público, serán libres de humo de tabaco. La normativa, por tanto, impide fumar en bares, restaurantes, discotecas y casinos de juego, entre otros recintos cerrados, donde el humo puede afectar a terceros. Asimismo, desincentiva un hábito que causa la muerte -a diario- de 46 personas en nuestro país y genera un gasto anual de US$ 2.500 millones, por el tratamiento de enfermedades asociadas al tabaquismo. 
“El porcentaje de chilenos que declara fumar alcanza al 42%. A ellos se suman los fumadores pasivos a consecuencia de ese 42%, más el daño que se produce a los niños de las madres embarazadas que siguen fumando y que es una de cada tres. Se ha comprobado que el peso de los niños cuyas madres fuman es más bajo en 210 gramos, además de aumentar los embarazos complicados y abortos”, manifestó la especialista.

 


Cifras en ascenso

La Dra. Herrera precisó que de las enfermedades crónicas las únicas en el mundo que han ido en ascenso son aquellas relacionadas con el tabaco, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el cáncer pulmonar. “Y en este momento podemos empezar a soñar que con esta Ley pudieran estabilizar sus cifras o descender”. 
El cáncer pulmonar se ha duplicado en Chile en las últimas dos décadas y, en promedio, mueren 2.000 personas anualmente. “En términos de enfermedad pulmonar obstructiva crónica el salto es más grande porque hay un 15 por ciento de los fumadores que la desarrollan y fuma la mitad de los chilenos. Entonces hay una proyección en el tiempo de miles de personas que van a ver mejorada su salud respiratoria sólo por el hecho de que no puedan fumar en sus lugares de trabajo en las horas de trabajo”, precisó. 
Comentó que la existencia de una sanción social al tabaco es muy potente y desincentiva su consumo, en especial en los niños “que son los que más nos preocupan, ya que en nuestro país empiezan a fumar entre los 9 y 12 años”.