Una psicología para la evolución espiritual

Dejar de Fumar es Facil • Junio 15, 2016 • Sin Comentarios

Psicología viene del griego “psykhé” (psique, alma, actividad mental) y “logía”, (tratado o estudio). La psicología en nuestra cultura, es una ciencia relativamente nueva, tiene menos de doscientos años. En la actualidad, existen diversas teorías y escuelas encuadradas bajo este rótulo.

Sin embargo, en otro tiempos existió dentro de otros marcos como la filosofía. Por ejemplo, en India, los sistemas de Yoga son en esencia psicología, o las enseñanzas religiosas y metafísicas sufíes también son psicológicas. También estuvo conectada a las religiones, ya que estas desarrollaron cierto tipo de enseñanzas relacionadas con una práctica que implicaba mirar hacia dentro del ser humano: Filocalia en el cristianismo oriental o los Misterios egipcios y griegos. Al desaparecer los Misterios, quedó sólo como una enseñanza simbólica, en forma de magia, alquimia, astrología, masonería, ocultismo y teosofía.

Ahora bien, para referirme a una psicología sobre la evolución espiritual, me basaré en los pensamientos de George Ivánovich Gurdjíeff, un místico, escritor y compositor armenio, nacido a finales del siglo XIX. Su trabajo integra aspectos místicos y esotéricos con enseñanzas sobre el hombre y su relación con la vida material.

Reconoce dos enfoques: 1) Uno que estudia al ser humano como lo encuentran o lo imaginan ser; 2) y otro desde lo que puede llegar a ser o su posible evolución.

¿Qué quiere decir la evolución del hombre?

Primero, darnos cuenta que no sabemos nada respecto al origen ni sobre la evolución humana. Por ejemplo, se pensaba que el homo sapiens prevaleció sobre los neanderthales,y que estos eran prácticamente salvajes. No obstante, hallazgos recientes han mostrado que estos últimos fabricaban sus herramientas, manejaban el fuego, desarrollaron arte, tenían ceremonias para enterrar a sus muertos y posiblemente tuvieron un lenguaje. Por otra parte a lo largo de la historia hay toda clase de evidencia sobre una humanidad superior, como antiguos monumentos, templos en ruinas, una rica arquitectura, arte y símbolos, que la humanidad actual no puede repetir, imitar ni comprender.

¿Qué condiciones se requieren para la evolución del hombre?

Entendiendo lo anterior, el ser humano actual, no sería un ser completo, es decir, la naturaleza lo desarrolla hasta un cierto punto: maduración del cuerpo físico, desarrollo de un lenguaje, memoria, operaciones matemáticas, junto a la herencia cultural de tradiciones, valores y creencias. Llegado a ese punto el individuo tiene tres opciones: vivir una vida estándar; perder su capacidad evolutiva o desarrollarse gracias a sus propios esfuerzos e iniciativas.

En este caso, la evolución humana quiere decir el desarrollo de ciertos rasgos y cualidades interiores incapaces de desarrollarse por sí mismas.

¿Bajo qué condiciones se desarrollan?

Para transformarse en una clase diferente de ser humano, se requieren cierta clase de esfuerzos, el poner de su parte para que esto suceda y hacer lo que sea necesario: prácticas, disciplina, estudios. Lo anterior no sirve de nada si, no se tiene la ayuda suficiente, por parte de otros que hayan comenzado con anterioridad el mismo trabajo y tengan un cierto grado de desarrollo o al menos algún conocimiento sobre los métodos. De otro modo es imposible alcanzar dicha evolución, por lo mismo ésta es infrecuente en nuestros días.

¿Por qué no se pueden desarrollar todos los hombres y ser seres diferentes?

La respuesta es simple: porque no lo quieren, no poseen información al respecto, y aunque se les entregue, sin una preparación previa, difícilmente comprenderían lo que significa. No es un conocimiento que esté en nuestra cultura de la satisfacción inmediata de los deseos.

Para que suceda, tiene que anhelarlo profundamente por mucho tiempo, un deseo pasajero basado en el descontento con nuestras condiciones externas de vida no producirá el impulso suficiente.
En esto no hay injusticia, si no lo desea intensamente y no se esfuerza lo suficiente, no se desarrollará. Por qué habría alguien de tener algo que no quiere. Si a una persona se le forzara a convertirse en algo que no quiere, en esto si habría injusticia.

En el próximo artículo veremos de que se trata todo esto en mayor profundidad y sobre qué hay que esforzarse.

Daniel Varas Sepúlveda.
Psicólogo diplomado en psicología positiva.
Fundador centro de concentración y sanación con plantas medicinales “Ojo de Luna”.
Monje Zen.
Http://www.ojodeluna.org
Dirección consulta: Antonio Varas 175, of. 309, Providencia.
Teléfono: (022) 365 0019 / 9 – 7794944
Correo electrónico: davaras@uc.cl

Categories Psicología

About Author

Dejar de Fumar es Facil

You May Also Like

No Comments