¿Enfermo o envenenado?

Dejar de Fumar es Facil • Marzo 04, 2016 • Sin Comentarios

Síntomas de la deprivación de azúcar:

 

  • Distraído.
  • Agotado
  • Mala concentración.
  • Hiperactivo / falta de sueño.
  • Desea los dulces
  • Baja energía / fatiga.
  • Triste sin razón / muy fácilmente.
  • Enojado sin razón / muy fácilmente.
  • Violento sin razón / muy fácilmente.
  • Ansioso sin razón / muy fácilmente.
  • Llorar sin razón / muy fácilmente.

 

Si tienes varios de los anteriores síntomas, es posible que lo puedas confundir con alguna patología psico – emocional: depresión, fobias, ansiedad, bajo control de impulsos, estrés, entre muchos. En 1917, se hizo un estudio con 518 pacientes que reportaban: una sensación de estupidez o embotamiento, falta de memoria o concentración, lentitud mental, irritabilidad, preocupación excesiva e inútil, fobias, hipocondrías, obsesiones e ideas delirantes y tendencias suicidas; comunes también a la intoxicación intestinal. Tras cambiar su alimentación y realizar ayunos, los síntomas fueron disminuyendo.

 

¿Por qué?

Dependiendo de la naturaleza del alimento, nuestro organismo puede tardar entre una y varias horas en digerir y absorber los nutrientes de los alimentos, y luego desechar y eliminar lo que no sirve. Las frutas, verduras y granos es lo que demora menos en procesarse, luego lácteos, huevos, carnes blancas, grasas, carnes rojas y cerdo.

 

También hay que considerar la naturaleza de los alimentos. Las frutas y verduras, son básicamente fibra, minerales y fructosa (azúcar “natural”), esto pasaría relativamente rápido por el tubo digestivo. Ahora si tenemos grasas, aceite, carnes rojas, un poco de fruta y azúcar refinada (por ejemplo de una parrilla de carne, un poco de ensalada, fruta, helado y bebidas, aliños y cerveza), tendremos una masa de alimentos que avanzan muy lento, dejando todo pegajoso a su paso con azúcar y grasas, mientras las frutas se pudren en el trayecto. Ahora si le agregamos un poco de limón, picante y cebolla se añade la propiedad de ir quemando e irritando, por un buen tiempo.

 

El cuerpo necesitará días para limpiar las paredes del tubo digestivo, compuesta de innumerables y diminutos pliegues, todos ellos impregnados de la melaza de azúcar y grasas, más el picante. De ahí la “resaca”, la falta de energía, motivación o confianza, la energía del cuerpo esta limpiando la intoxicación del intestino. Sin duda se trata de un estado de mucha sensibilidad, de ahí la irritabilidad, las emociones disparadas y las ganas de más dulce. Como todo estimulante, ocupa las reservas de energía del cuerpo, por lo que el circulo vicioso vuelve a comenzar (más información en http://www.dejalo.org/2014/06/04/las-drogas-normales/).

 

Lo mejor en estos casos es el ayuno y tomar harta agua. Si no se quiere / puede, intentar con una dieta de 80% carbohidratos y 20% proteínas, aunque el proceso será más lento. El ejercicio cardio – vascular acelerará el proceso. También abstenerse de las grasas, pues aumentan la toxemia intestinal, de los irritantes, lácteos, sal y los alimentos industriales.

 

Es importante escuchar nuestro organismo, y entender qué es lo que necesita: vitaminas, proteínas, carbohidratos, agua o grasa. Y entender que los malestares que padecemos son causa muchas veces de la resaca de lo que ingerimos o nos acostumbramos a consumir. Muchas veces en lugar de esperar que se nos pase solo, proceso lento e ingrato, tratamos de lidiar con ese malestar con lo que tenemos a mano, un cigarro, alcohol, droga y la factura de la resaca continúa aumentando, pudiendo llegar a un problema mayor para la persona, desde un consumo problemático de drogas o alcohol hasta un trastorno psico – emocional.

 

 

 

Daniel Varas Sepúlveda.

Psicólogo diplomado en psicología positiva.
Fundador centro de concentración y sanación con plantas medicinales “Ojo de Luna”.

Monje Zen.

Http://www.ojodeluna.org
Dirección consulta: Antonio Varas 175, of. 309, Providencia.
Teléfono: (022) 365 0019 / 9 – 7794944
Correo electrónico: davaras@uc.cl

 

Foto: Sugar Is Killing Us

Categories Actualidad Farmacología Salud

About Author

Dejar de Fumar es Facil

You May Also Like

No Comments