El Uso Ancestral del Tabaco

Dejar de Fumar es Facil • Noviembre 08, 2013 • 3 Comentarios

Para comprender el fenómeno del tabaco y su abuso, es necesario entender el contexto en que surge el uso de esta planta. Como les conté en un artículo anterior, el tabaco es una planta de origen americano, cuyo empleo trasciende la formas actuales de consumo.

Para los pueblos que vivían en América, antes de la conquista, el tabaco es considerado una planta maestra. Ellos tienen una íntima relación con la naturaleza y se piensa que cada planta y árbol tiene un espíritu, relacionado con procesos de sanación y protección, por lo que su uso principalmente se encuentra vinculado a un ritual, en el marco de lo sagrado y no meramente recreativo como en la actualidad.

Los grupos humanos que se han asentado en esta zona, han desarrollado antiguas sabidurías con respecto al aprendizaje sobre el uso y comunión con los espíritus de plantas y árboles medicinales de la selva, conocidos en la amazonía como la “ciencia oculta de la naturaleza”. Recibe este nombre, no por ser un conocimiento reservado a unos pocos u oscuro, sino porque es un proceso gradual en que aprendemos a relacionarnos lentamente con las dimensiones más sutiles de la existencia o plano espiritual, y que está disponible para quien desee aprehender, y en este sentido no se mezquina a nadie.

Este conocimiento se ha traspasado de maestro a discípulo, por vía oral, por generaciones hasta el día de hoy, dónde distintos grupos étnicos de la amazonía peruana: shipibos, ashaninkas, cocamas, piros y sus descendientes mestizos son los herederos de una milenaria tradición medicinal. Este saber surge de la experiencia de cada persona con la planta o árbol, pues ellos son los verdaderos maestros en este proceso y guarda estrecha relación con la historia personal y preparación de cada quien.

Esta tradición es tan antigua como las disciplinas que hemos heredado de oriente (yoga, meditación, ayurveda), profunda, llena de conocimiento y sanación y se basa en las íntimas y sutiles relaciones de los árboles y plantas entre ellas, su entorno y con el cuerpo humano.

El proceso por el cual tomamos contacto con los espíritus de la naturaleza, se conoce como “dieta de vegetales”. Tiene una duración de 32 días, en el cual se mantiene una alimentación que consiste en alimentos neutros como arroz, papa, yuca, quinua, plátanos verdes, peces herbívoros, y pollos y huevos, criados sin hormonas de manera natural en el campo. Por otra parte se suspende la ingesta de sal, azúcar, aliños, carnes rojas y de cerdo, alcohol, y sustancias que modifiquen la conciencia, así como la actividad sexual.

El objetivo es comenzar un proceso de desintoxicación para limpiar el cuerpo de los venenos (preservantes, estabilizantes, medicamentos) presentes en la comida industrial, que se van acumulando en nuestro organismo y que deterioran nuestra salud, junto con centrar nuestra mente y pensamientos, y ganar conciencia y dominio sobre ellas y otros procesos internos. (Más información sobre lo exacerbada que se encuentra la función del pensamiento en nuestras sociedades modernas http://www.dejalo.org/2013/10/21/falta-concentracion/ ; http://www.dejalo.org/2013/10/22/7-trampas-pensamiento/ ).

 

A la vez, se consume un preparado (macerado o decocción) de algún árbol o planta con propiedades medicinales, para curar distintas dolencias del cuerpo, mente y emoción, entre ellas las adicciones, dependiendo de las intenciones y motivaciones de cada persona, los 4 primeros días de la dieta.

 

Es acá, que aquellos que buscan relacionarse con el tabaco, han de beber un jugo de tabaco”, una preparación con propiedades purgantes (vomitivas), con el objeto de limpiar el cuerpo de los venenos acumulados en él. Así que aquellos que quieran relacionarse con este espíritu, este es el primer paso.

En segundo lugar, el cigarro de tabaco usado en la medicina de la selva, dista mucho de los cigarrillos que se venden en cajetilla, llenos de aditivos, preservantes, venenos y los anillos de pólvora presente en los papeles (esos anillos grises en el papel de cigarrillo). Acá se prepara el tabaco negro, junto a azúcar quemada, alcohol de caña de azúcar y bolaina (una fruta de la selva), que otorgan un perfume y gusto únicos. Se conoce con el nombre de “mapacho”.

 

El mapacho, no se aspira, pues el tabaco irrita los pulmones causando daños en el sistema respiratorio, sino que se mantiene en la boca (como los puros cubanos) y se sopla a los pacientes en un contexto ceremonial, para protegerlos de las “malas energías”. También se puede dejar en la boca, sin aspirar, y exhalar por la nariz. De esta manera sentimos el grato y especial aroma del tabaco. Si hacemos el mismo procedimiento con el cigarrillo industrial, el aroma y gusto son distintos, desagradables, hasta nauseoso, con lo que queda en evidencia la mala calidad del producto.

 

Toda esta información viene a ser útil, pues muchas veces consumimos, sin saber los contextos en que estas plantas han sido utilizadas tradicionalmente, y su uso inadecuado trae serios perjuicios a la salud física y psicológica de los fumadores. Tras conocer la “fuerza” del jugo de tabaco, de seguro los fumadores considerarán con más respeto su relación con esta planta. De hecho, es utilizado para superar la adicción al tabaco u otras drogas. Cabe señalar, que ninguna sustancias es buena o mala a priori, las consecuencias negativas, derivan de las intenciones con que las usamos (llenar vacíos existenciales, superar la ansiedad o el estrés, evadirnos) y el mal uso (o abuso) y falta de información. Por lo que en estos temas, la educación es fundamental.

Si desean conocer en más profundidad los procesos de limpieza y sanación, física – mental – espiritual, que se trabajan en la “ciencia oculta de la naturaleza”, los invito a revisar mi página web, de mi centro de sanación con plantas medicinales en Pucallpa, Perú: “Ojo de Luna”, en que explicamos en detalle los procesos y el trabajo que aquí realizamos: http://www.ojodeluna.org

 

Daniel Varas Sepúlveda.

Psicólogo. Fundador centro de concentración y sanación con plantas medicinales “Ojo de Luna”.
Http://www.ojodeluna.org
Dirección consulta: Antonio Varas 175, of. 309,  Providencia.
Teléfono: (022) 365 0019  / 9 – 7794944
Correo electrónico: davaras@uc.cl

Categories Psicología

About Author

Dejar de Fumar es Facil

You May Also Like

3 Comments